Conciertos Históricos (121212)

Por: Efraín Ochoa

Hace más de tres  años, la Robin Hood Foundation organizó uno de los conciertos más memorables de la historia. El día 12 del mes 12 del año 2012, en el Madison Square Garden de Nueva York se llevó a cabo el festival para recaudar fondos para los damnificados por el huracán Sandy. El line up fue probablemente el mejor de todos los tiempos. Sólo  Live Aid o Live 8 podrían darle pelea. Fue el primer evento de este tipo en contar con la presencia de los Rolling Stones en años.  Los ingleses se negaban a participar pero al final lo hicieron más por relaciones públicas y se notó que solo fueron por cumplir. A diferencia de otros artistas, sus satánicas majestades, únicamente tocaron dos canciones e inmediatamente abandonaron el recinto, alegando que tenían que prepararse para su concierto el día siguiente en Newark.

Los boletos para el show se agotaron en segundos. El precio de los boletos en taquilla ha sido uno de los más altos de la historia. La mayor parte de este precio era deducible de impuestos y gracias a estos precios y los donativos se recaudaron más de 30 millones de dólares para esta causa. Los asientos con “visibilidad parcial” costaban 250, mientras que los boletos de cancha 2,500 dólares. A pesar de estos precios exorbitantes, para fanáticos del rock valía la pena el esfuerzo. Además de los Stones, fue la primera vez desde la muerte de Kurt Cobain que Dave Grohl, Pat Smear y Krist Novoselic tocaron juntos en un escenario. Las personas en el recinto no entendieron la magnitud de esta reunión y solamente se emocionaron por que Paul McCartney era el vocalista. Cabe señalar que el promedio de edad era de más de 40 años y no les tocó Nirvana.

El concierto que duró más de ocho horas, se vio plagado de duetos. Los más memorables fueron Comfortably Numb de Roger Waters con Eddie Vedder y Losing My Religion de Michael Stipe con Chris Martin. Sin embargo, el dueto mejor recibido por el público fue el de los locales Bon Jovi y Bruce Springtseen con Born to Run. Pero, el mejor recibido de todos fue Billy Joel quien tocó casi una hora y logró que todo el Garden cantará sin parar cada uno de sus éxitos.

Hubo un par de artistas que no tenían nada que ver con el cartel. Kanye West fue el momento en el que toda la gente se salió para comprar bebidas, souvenirs o ir al baño. Mucha gente se quejó que el volumen era mucho más alto durante la presentación y que los bajos casi los dejan sordos. Alicia Keys logró que las veinte mil personas se sentaran por primera vez en la noche y causó más de un bostezo. Enigmáticamente, ella fue quien cerró el show con un dueto con Paul McCartney con la canción Empire State of Mind. Es bizarro que se requiera de una tragedia para que este nivel de artistas se junten, sería mejor si cada 4 años se hicieran una olimpiadas del rock.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s