Not in this lifetime o hasta que nos lleguen al precio

 Por: Efraín Ochoa

 La mayor parte de las reuniones en el mundo del rock son por dinero. Guns N´Roses es uno de los más claros ejemplos de la historia. Tardaron 23 años en pisar un escenario juntos Slash y Axl. Algunos románticos pensamos que lo hacían por los fans o que realmente ya se habían limado asperezas y lo hacían por amor al arte.

 En el momento que salieron a la venta los boletos para sus primeras dos fechas en Las Vegas, todo quedó claro. Por solamente $2,500 dólares la banda ofrecía un paquete VIP que daba acceso a un pit al frente del escenario. Por esa cantidad te regalaban un par de horas de barra libre y un poster firmado por la banda. En ningún momento se tenía la oportunidad de conocer a la banda. Tal vez estos precios eran para explotar ellos mismos la demanda por esos primeros shows y que no sacara todo ese dinero  la reventa (los boletos más económicos se vendían en $350 usd).

 Al anunciar el resto de las fechas de su gira de estadios en EUA  confirmaron la verdadera razón de esta reunión. Los boletos normales son únicamente los de grada y van de $75 a $175 dólares. Esos precios son bastante comunes para shows de este tamaño. Obviamente todos esos boletos están agotados. Lo interesante es el nuevo modelo de negocio que por primera vez se ve en una gira, practicamente todos los boletos de la cancha eran parte de un paquete VIP. Incluyen diferentes extras (a mi gusto irrelevantes) que van desde boleto conmemorativo hasta un Q&A con miembors del crew de la banda. Los precios son ridículos, van de $500 hasta $1750 dólares! Peor aún es que en muchas fechas estos boletos están agotados también.

 Lamentablemente Live Nation, AEG y demás promotores seguramente están preparando las garras para hacer lo mismo con las siguientes giras de bandas de ese nivel. Esperemos que no todas las bandas sólo quieran explotar a sus fans y no sigan estos pasos.

En México tuvimos mucha suerte. El mercado no da para cobrar tanto y pudimos verlos en la primera parte de esta gira. El grupo sigue sonando impecable en vivo.Axl sigue teniendo ese rango de voz característico, Slash y Duff como siempre muy efectivos en sus instrumentos y los demás músicos que nadie sabe como se llaman hacen muy bien su papel. El setlist es bastante completo, incluye los hits de siempre y un par de rarezas para los fans como Coma. Lástima que ya no cambian completamente cada show como nos tenían acostumbrados en las giras de los noventas. En estas fechas únicamente se puede aspirar a que cambien Patience por Don´t Cry y que Duff cante una canción diferente cada noche. El bendito trono de Axl lo hace ver más como una seóra gorda en el salón de belleza que como el ídolo que fue. Realmente vale la pena verlos en esta gira pero sin dejarse estafar por ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s