The Idiot, el último disco que escuchó Ian Curtis

Por:Alfredo Villarreal

En 1976 Iggy Pop y los Stooges decidieron darse un descanso y de manera sorpresiva, el originario de Detroit se sumó a la gira que su amigo David Bowie hacía para promocionar el disco Station to Station.

Meses más tarde, a principios de 1977 Pop volvió a trabajar junto a Bowie, ahora como invitado especial en su disco Low, el que para muchos es el disco más deprimente de la historia y con el que el británico inició su trilogía Berín.

Fue en este tiempo cuando el guitarrista Carlos Alomar y David Bowie escribieron Sister Midnight, sin ninguna intención, y fue cuando le pidieron a Iggy Pop que la cantara cuando la magia inició.

Pop, estaba sin grupo y luego de los precedentes que hacia sentado con los Stoogges necesitaba reivindicarse como uno de los grandes del rock y David Bowie se encargaría de ayudar a su amigo para que esto sucediera.

Para esto,  los músicos se mudaron a las afueras de París, para trabajar el estudio Chateau D´Herouville, donde la magia comenzó a fluir de manera inmediata.

Para este disco decidieron hacer a un lado las guitarras sucias y estruendosas que habían hecho famoso a Pop y comenzar a trabajar con sintetizadores, siguiendo un poco la línea de Kraftwerk, el nuevo grupo alemán que se había vuelto de los favoritos de Bowie en ese momento.

Todas las letras del que sería este nuevo disco corrieron a cargo de Pop, y son referencias a lo que estaba viviendo en ese momento. “China Girl”, habla del amorío que tenía con una mujer asiática casada y cómo se tenían que esconder de su esposo; “Dum Dum Boys” un homenaje a sus muchachos de los Stooges,  “Nightclubing”, su estilo de vida desenfrenado lleno de excesos.

Por su parte, Bowie fue quien  compuso la música, como una secuela o un experimento para ver cómo debería de sonar su siguente disco, que sería el ‘Heroes’.

El resultado, uno de los discos más influyentes para el movimiento del post punk y uno de los álbumes con más influencia e innovadores de finales de los 70. Sobre el nombre, The Idiot es un homenaje al  príncipe Myshnkin de Fedor Dostoyevsky.

Y toda esta explicación viene porque un día como hoy (15 de junio) Ian Curtis, líder de Joy Division, hubiera cumplido 60 años de edad si no se hiera suicidado el 18 de mayo de 1980 luego de tomarse una botella de whiskey y escuchar The Idiot de Iggy Pop.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s