La meca para todos los fans de Elvis, Graceland

 

El próximo año se cumplirán 4 décadas de la partida de Elvis y desde ahora se están preparando los festejos en Graceland. Aún no se han confirmado todos los eventos que se llevarán acabo en la casa más importante para los fanáticos de “El Rey”. Cada año miles de personas hacen una peregrinación a Memphis para conocer los sitios históricos locales. Entre ellos están los estudios Sun y el pueblo donde nació Elvis, pero la joya de la corona es la casa donde vivió y murió Pressley.

La zona de Graceland está separada en dos áreas. En la principal se encuentra la casa y en la secundaria las colecciones de autos, los aviones, el archivo y un par de pequeños museos.

Es interesante poder entrar y ver como volaba El Rey, a pesar de que su manager nunca lo dejó hacer giras internacionales ya que el tenía problemas legales en varios países. Los aviones incluso tenían una cama tamaño matrimonial para que Elvis pudiera descansar entre vuelos.

La mansión es la parte más interesante del tour. La parte superior donde se encontraban las alcobas están prohibidas pero todo lo demás es completamente accesible para los visitantes.

En la casa principal se puede ver la cocina, los cuartos de juegos, el cuarto de televisión, la sala y el comedor. Todo equipado con la última tecnología de aquella década y sin cambiar en nada los muebles o la decoración que habían seleccionado Elvis y su esposa. Durante todo el tour te van contando historias específicas de cada cuarto y en algunas ocasiones de muebles en específico. Por ejemplo, Elvis nunca dejaba subir a sus invitados a las habitaciones de la casa y siempre los recibía en el cuarto de TV si eran sus amigos o en la sala si eran reuniones de negocios.

En el jardín se pueden visitar las caballerizas, la oficina del club de fans, la colección de trajes y premios y la cancha de squash. Se supone que en esa cancha es donde Elvis se llevaba a sus movidas. El tour termina en un pequeño cementerio que tienen con los restos de los familiares cercanos y del mismísimo Elvis. Realmente se tiene que ser fanático de la música para ir hasta Memphis. Fuera de la historia musical y el equipo de  la NBA no hay gran cosa que hacer y es una ciudad un tanto peligrosa, si realmente quieren visitar la zona vale la pena combinarlo con Nashville o tal vez el festival Bonaroo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s