El documental más raro de los Rolling

En 1972 los Stones regresaban a Gringolandia por primera vez desde el fatídico festival de Altamont, decidieron documentar la visita bajo el lente del fotógrafo Robert Frank. El director decidió dejar que cualquier persona del círculo de la banda pudiera grabar en cualquier momento y de ese modo lograr captar a los músicos en su hábitat.

El resultado no le agradó en lo más mínimo a Jagger y compañía y decidieron enlatarlo. El problema es que en diversas escenas se ven a los miembros de la banda consumiendo drogas y en esa época ya tenían bastantes problemas con las autoridades como para darles más armas en su contra. Frank fue a juicio para que esta joyita saliera a la luz y tras mucho batallar logró poder presentarlo cuatro veces al año pero con la condición de que él tenía que estar presente en la sala. En los noventas empezaron a circular versionas piratas en VHS y poco a poco fue relativamente más fácil de conseguir. Sin más preámbulo les dejamos esta rareza:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s