ESP Prog Night

Minutos antes de las 19 horas, salió Next To None, la banda en la que participa Max Portnoy, ofrecieron un set de unas 4 o 5 canciones, en total estuvieron sobre el escenario unos 30 minutos, una banda con un gran sonido, la batería impresionante, el teclado y la guitarra muy en su sitio, la voz prodigiosa con una mezcla muy melódica pero a su vez versátil para los potentes growls, El Plaza a un 60 % lleno pero esto era sólo para calentar.

Haken me sorprendió, en primer lugar porque salió unos minutos antes de la hora pactada, pisaron escenario a las ocho menos cinco, luego porque no tocaron lo que habían llevado en su gira X Aniversary, comenzaron con la grabación de Affinity.exe, su set siguió con Initiate, In Memoriam, uno de los momentos más destacados fue con 1985, siguieron con Pareidolia que es uno de sus temas más fuertes, luego una de las consentidas Cockroach King, Endless Knot y finalizaron con The Architect que fue un final con una fuerza avasalladora. Tocaron cerca de una hora, cada minuto fue un despliegue de un poder impresionante, de combinaciones de sonidos que hipnotizan, sin temor a decir alguna blasfemia fue uno de los mejores actos que he visto en vivo y estoy seguro que son una de las mejores bandas de la actualidad, los ví antes en 2014 cuando vinieron de la mano de los extintos Mexprog ese fue un buen show pero el del El Plaza fue apoteósico al menos para mí que soy uno de sus más fieles seguidores en México y por ése motivo me hicieron falta escuchar notas de Visions y Aquarius, espero que regresen pronto con un cartel para ellos ya que al acompañar a Portnoy padre en su show, Haken quedó limitado de tiempo. Como detalle, observé bastantes playeras y bastantes seguidores entre el público.

20170910_205522

Acomodaron el escenario para el acto principal y suena The Best of Times de Dream Theater en el sonido del lugar, para los que ya sabían ésa era la pauta para iniciar, entonces los ánimos subieron. Se apagan luces y aparece el tema de Psycho de la película de Hitchcock, gran intro, el show comienza de la mejor manera posible, Regression, el primer tema del que a mi gusto es uno de los mejores álbumes del progresivo moderno Scenes From a Memory, siguiendo la lógica de ése disco siguieron Overture 1928 y Strange Déjà Vu y como prólogo a la Suite de los 12 Pasos de Mike Portnoy sonó The Mirror. Al finalizar ésta magnífica tripleta de canciones se presentó Mike, bajó de su batería y dio un preciso y necesario mensaje a todos los asistentes (ya saben, por el hecho de tocar algo de Dream Theater sin los miembros originales), parafraseando dijo que ésa música era sagrada para él y para su público y que así lo era también para los que estaban en el escenario, dijo que él mismo estaba seguro que ésos músicos harían justicia a lo que estábamos presenciando y que éste show era un regalo por su cumpleaños número 50 de él para nosotros, subió a su batería y nos deleitó con los 5 temas sin pausa de la suite, The Glass Prison, This Dying Soul, The Root of All Evil, Repentance y The Shattered Fortress. Para terminar algo que ya era soberbio remataron con un encore que inició con Home, siguieron con The Dance of Eternity que es quizá una de las piezas instrumentales más emblemáticas del prog y terminaron con Finally Free.

Todo el show estuvo lleno de guiños para los fans de Dream Theater por ejemplo lustraciones y alusiones al disco que contenía la canción que interpretaban: hormigas, bolas cinéticas, cristales rotos, o los vídeos de Nicholas y Victoria, pero el detalle que en serio cimbro las emociones de la gente fue en Repentance canción que ilustra los pasos VIII y IX de Alcohólicos Anónimos, hablan sobre todas las personas a quienes han perjudicado y reparar el mal ocasionado, ver imágenes de los amigos de Mike como Vai, Satriani, Morse, Akerfeldt, Wilson mientras de fondo se recita la parte que reconoce que le falló a su esposa, a sus hijos, su abuelo, lo difícil que es lidiar con eso, ese arrepentimiento de siempre ser él y no tú o ustedes; todo eso junto trajo lágrimas a más de uno, una experiencia increíble.

Hablando de la ejecución Eric Gillete es impresionante, llenó con creces los zapatos de Petrucci y las partes de LaBrie así como Ross Jennings, por ratos me pegó un poquito la Pareidolia de la que habla Diego Tejeida y en lugar de verlo a él me pareció encontrar a Kevin Moore o a Jordan Rudess con todo y su Keytar, el bajo de Conner Green llenó cada hueco, muy sólido. Las partes de guitarra de Griffiths y Henshal muy correctos, finalmente hubo justicia para Ray y tocó una parte de batería cuando Mike bajo a hacer vocales.

De inicio a fin fue una gran noche, por el lugar fue íntimo y por los motivos fue memorable. Next To None, Haken y los Portnoy nos dieron un espectáculo que jamás olvidaremos, larga vida a éstos reyes del progresivo.

20170910_180835

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s