La primer visita de Nick Cave a México

Ver a Nick Cave en vivo es todo un viaje. El icónico australiano fue uno de los más rejegos en darle al público mexicano la oportunidad de verlo en vivo. Finalmente en Febrero (18 y 19) de 2013 pudimos verlo. Por suerte el promotor no calculo bien la demanda de los boletos y pudimos verlo en El Plaza Condesa no solamente con un show sino con dos presentaciones relativamente distintas. Cave cambió un poco el orden de las rolas para el segundo show y se nota que disfruto bastante la primera noche por que agregó dos canciones más al set de la segunda fecha. El músico además de dar esos conciertos dio una conferencia en el Museo Universitario del Chopo.

En ese momento el australiano estaba promocionando su placa Push The Sky Away ante dos llenos totales que no podían creer que finalmente la espera había terminado.  El público era una mezcla ecléctica de seguidores fieles de Cave desde los años de Birthday Party, algunos “darketos”, hipsters y todo lo que hay en medio. Nadie quería perderse esta “primera vez”. Cave cantó varias rolas de ese disco pero complació a sus fans con un setlist bastante equilibrado, con rolas clásicas de muchos de sus discos.  Clásicos como Mercy Seat, Jack The Ripper y Stagger Lee nos transportaron a lugares recónditos y obscuros que en muchas ocasiones no queremos visitar. Sus letras son envidiadas por todo el mundo, basta leer un par de líneas para darse cuenta que cualquier hip hopero le hace los mandados:

“An eye for an eye
A tooth for a tooth
An anyway I told the truth
And I’m not afraid to die.”

 Un claro ejemplo de un personaje que ha salido del infierno y ha vuelto para contarnos todo lo que vió. Esos años que vivió perdido en la heroína y otras sustancias no pasaron en vano y nos trajeron a un Cave que como buen vino, mientras más añejo es mejor.

Nick se entregaba a su público bajando del escenario y rompiendo la barrera. Clavando esa mirada penetrante en la cara de sus espectadores, tomándolos de la mano y muy devez en cuando regalándoles una sonrisa. El músico siempre elegante, sabiamente se despojó de su saco antes de bajar, probablemente sabía que se perdería en el mar de brazos mexicanos que buscaban tragarlo. Sus Bad Seeds como siempre al pie del cañón ejecutando a la perfección cada una de las notas.

El ex-vocalista de The Birthday Party no se ha vuelto a presentar en nuestro país. Desde esa fecha su vida a cambiado tras la muerte de su hijo y apenas ha comenzado a salir de gira otra vez. Esperemos que vuelva pronto con cualquier de sus proyectos, se antoja un show de Grinderman.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s