El corto y accidentado show de Gene

 El prospecto de ver al bajista de Kiss en vivo con su proyecto alterno suena bastante interesante, especialmente cuando te dicen que solamente tocará covers de Kiss. Un lugar relativamente pequeño como el Pepsi Center (capacidad de 7,500) se presta para un evento de este estilo. (Normalmente Kiss toca en El Palacio de los Deportes o en el Foro Sol)

 Extrañamente al llegar al recinto los revendedores están más desesperados de lo normal por vender sus boletos. De entrada te los ofrecen a mitad de precio y no hubo el clásico 2×1. Dentro del recinto sorpresivamente no se vende nada de mercancía, algo extremadamente raro cuando Simmons no desaprovecha ninguna oportunidad para hacer dinero.

 El Pepsi Center se encontraba en su versión pequeña con una manta separando más de la mitad del galerón y evitando que rebotara el sonido en un lugar que vendió muy pocos boletos. Es muy bizarro que la Kiss Army mexicana no reventará un lugar tan pequeño para ver a su mesías, pero esto suele suceder cuando vienen únicamente los vocalistas de bandas de ese nivel. Por Ejemplo Vince Neil tuvo que cancelar un show en el Bulldog en 2007 por únicamente vender 118 boletos. Desde ese ángulo las ventas de un par de miles de boletos de The Demon no estuvieron nada mal.

1

 El show empezó a puntual y la banda comenzó con el clásico Deuce. El Demonio se mostraba divertido y hacia varios movimientos que se ven muy chistosos sin su armadura tradicional. Vestido con una camisa vaquera, obviamente sin maquillaje y portando lentes de sol que se quitaba entre canciones para limpiarse la frente, Simmons se mostraba muy relajado y disfrutando este toquín. La siguiente rola era Nothin´to Lose y su baterista quería empezarla cuanto antes. Simmons lo regaño y demostró que el era el jefe. La estrella de la noche quería seguir escuchando los gritos de Ole, ole, ole, ole, Demon, Demon (en algunos lados cambiaban el Demon por Simmons) y los coros de Gene, Gene, Gene.

 Un show con muchos problemas técnicos, en varias ocasiones Simmons le pedía a sus ingenieros de sonido subir el volumen. En Shout it Out Loud se tenía que esforzar el público para poder escuchar las parte de Paul que eran cantadas por sus tres guitarristas. Entre canciones Gene hacia pequeños anuncios sobre su Kiss Kruise, decía de que disco venían las rolas y le echaba flores a Kiss diciendo como es la banda gringa que más discos ha vendido.

 En Do You Love Me varias chavas subieron al escenario para cantar con la banda y bailar, pero la mayoría se la pasaron tomándose selfies y grabando el show desde el escenario. Era como una buena fiesta con una leyenda tocando para sus cuates. El setlist estaba lleno de canciones que no son tan comunes en un show de Kiss por ejemplo Domino, War Machine o Goin´Blind. Charisma fue obviamente la más aplaudida ya que no se había escuchado en esta ciudad desde aquella visita hace más de treinta años.

23131046_10156000926149284_543711979_o

 La fiesta seguía y en algún momento le pidió a Tiny, su tour manager o asistente que subiera  a un pequeño que estaba maquillado como su alter ego. El niño recibió muchos aplausos y hacía las poses tradicionales. Gene eventualmente lo corrió del escenario y recibió a cambio un bonito grito de uuulero, uuulero por parte de los espectadores. Otro momento que nos mostró  su odio por los que piratean su imagen fue cuando un fan aventó al escenario una playera que el mismo había hecho. La prenda decía “Welcome to Mexico Demon” y la firma de Kevin abajo. Gene la vió dijo “buena imitación” se limpió la frente y sus partes íntimas con ella y la aventó al público.

 Extrañamente después de solamente doce rolas y menos de una hora dijo “Ya quieren que nos vayamos, pero tocaremos más para ustedes”. Ningún show en México termina a las diez de la noche por culpa de protección civil o el promotor así que probablemente era su esposa la que lo estaba correteando para irse a dormir. The Demon pidió de nuevo a Tiny que subiera gente al escenario para la siguiente canción, después de esperara varios minutos y mentarle la madre la banda improvisó una versión de La Bamba.  Con una docena de seguidores en el escenario el grupo se reventó el clásico Rock and Roll All Night.

 La gente estaba disfrutando un show casual y muy diferente  a lo que estamos acostumbrados con Gene fuera del personaje. Terminando Rock And Roll All Night y después de una hora el show había terminado. La gente no estaba nada contenta y empezaron con los recordatorios familiares. Ni siquiera bandas con divas como los hermanos Gallagher o Morrissey tocan shows tan cortos, es más hay varios showcases para prensa o conciertos privados que duran mucho más. Probablemente la razón por la que muchos miembros del Kiss Army no vinieron fue que hicieron su tarea y sabían que el show sería extremadamente corto con sólo catorce canciones. El año que entra viene Kiss, por suerte en esos shows no hay tanto problemas técnicos y estamos seguros que tocarán más de sesenta minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s