Everything Now Corp. y Arcade Fire invadieron el Audiotrio Nacional

La banda originaria de Montreal se presentó por tercera vez en tierras aztecas. Lamentablemente en esta ocasión fue en el Auditorio Nacional, no tengo ningún problema con ese emblemático lugar. De hecho probablemente tiene la mejor acústica del país. Simplemente no sé prestaba para el show de los quebequenses, especialmente cuando traían un show de 360 grados al estilo del concierto Def Leppard en 1988. Este show hubiera sido perfecto para una arena como el Palacio de los Deportes (Nunca pensé decir eso). La banda estaba consciente de eso, incluso les respondieron a los fans que era el único lugar disponible en estas fechas (el Palacio esta ocupado por Soda Stereo y sus compatriotas Cirque Du Soleil).

24208937_10156095531579284_56606697_o

Los hermanos Butler  venían promocionando su más reciente y bastante criticada entrega, Everything Now.  Sorpresivamente varias fechas de esta gira se vendieron muy mal, algunas fechas en EUA y Canadá vendieron menos del 30% de las entradas. En el caso de nuestro país, los boletos para Guadalajara terminaron al 2×1.

Los integrantes de la agrupación se caracterizan por romper la barrera con su público. Es muy común que terminen tocando en el lobby del lugar después de su show. En esta ocasión un mariachi salió a tocar clásicos mexicanos mezclados con una interesante versión del primer sencillo de este disco Everything Now. Todo el mundo se acercó esperando ver a la banda pero nada. Cuando salió la Bomba Estéreo a tocar su set, entre el público pudimos ver a Win y Will. A Will casi nadie lo pelaba pero amablemente saludaba a los seguidores que se le acercaban. Win traía a su guarura que imponía bastante. Pero eso no evitaba que un par de fans intentaran platicar con él. Ambos se negaron a tomar fotos con los fans. Esa es una regla no escrita de los shows. Si te encuentras a un músico a medio concierto siempre te dirá que no a las fotos, es mal visto robarle la atención a sus compañeros que están en el escenario.

Chumel Torres salió a presentar a la banda al estilo de una pelea de box. Para su mala suerte su micrófono no funcionó. En la segunda fecha decidieron que era mejor únicamente escuhcar la voz del presentador pero que no saliera al escenario. El grupo salió a tocar pasando por la parte trasera del pit y saludando a sus seguidores. Will se saltó a la  primera sección de butacas y saludo de mano a varios asistentes. El grupo se arrancó con varias rolas del nuevo disco empezando obviamente con el primer sencillo Everything Now.  Se notaba claramente cuando era una canción nueva, la gente salía al baño o se podía platicar. únicamente Creature Comfort y Everything Now fueron recibidas al mismo nivel que Haiti o Afterlife. Obviamente los trancazos como Wake Up, Sprawl II o Reflektor estaban  años luz del resto del show.

24209062_10156097857834284_2127054009_o.jpg

Cabe rescatar varios momentos muy particulares del show.  Durante Ocean of Noise, invitaron al mariachi al escenario. En varios momentos Win se bajó a cantar entre el púbico, en rolas como We don´t Deserve Love . Will hizo lo propio tocando su tambor durante Rebellion en medio del pit. Regina también se subió a la zona de balcones, justo debajo de la pantalla del lado izquierdo para hacer un interesante dueto con Win. En la segunda presentación se tocaron My Body is A Cage y una excelente versión de Neon Bible que convirtió al Auditorio en un gigantesco árbol de Navidad.

24209247_10156095525839284_1475983420_o

Durante todo el concierto la gente estuvo interactuando con la banda, aplaudiendo, coreando y moviendo lo brazos. Diferentes integrantes de la banda se encargaban de conseguir estas reacciones. Después de 19 canciones los autores de The Suburbs se despidieron por un momento. Fueron a cambiarse para salir con la ya clásica chamarra de Mexico is the shit.  Regresaron con Put you Money on Me que pasó relativamente (como las otras ocho rolas del Everything Now) sin pena ni gloria.  Durante We Don´t Deserve Love fue interesante ver a Regina  tocar el botellofono. Para tocar Everything Now (continued) de nuevo invitaron al mariachi, que se notaba un tanto nervioso y sin saber que hacer en esa rola. Cuando sonaron los primeros acordes del himno Wake Up todo el lugar se vino abajo. Hasta el mariachi supo que hacer.  El concierto había finalizado formalmente. Los canadienses se despedían de su público pero decidieron bajar de nuevo con todo y mariachi para despedirse de su público. Dieron una vuelta más pasando entre las primeras dos secciones, cantando y saludando a los nuevos empleados de Everything Now Corp.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s