Después de veinte años, Stereophonics en México

Fotos: OVD

 Gales es un pequeño país con apenas tres millones de habitantes. Han dado al mundo a Catherine Zeta-Jones, Manic Street Preachers y a Stereophonics. La banda galesa viene de un pueblito llamado Cwmaman. El total de sus mil habitantes cabrían cómodamente en el Plaza Condesa, lugar en el que se presentaron por primera vez en México con un show completo.  Una espera eterna para sus seguidores que fue parcialmente calmada en el 2013 con una corta presentación en el festival Corona Capital.

Stereophonics OVD 04

 Poco a poco fueron llegando los asistentes a esta cita que muchos llevábamos esperando desde que escuchamos por primera vez canciones como Maybe Tomorrow o Dakota. Para ese momento los Phonics ya eran toda una institución en Europa. Un Plaza con un entrada bastante respetable que reafirmó el amor de esta ciudad por la buena música a pesar de los años.

 Con los primeros acordes de Caught by The Wind, del su nuevo disco (y lo mejor que hacen en más de una década) Scream Above The Sounds, comenzaba oficialmente la velada. Este disco estuvo muy bien representado con canciones como Chances Are o Geronimo que a pesar de apenas tener unas cuantas semanas de vida hicieron que todos los asistentes aplaudieran al ritmo que el vocalista, Kelly Jones, les pedía.

 El cuarteto salió con su clásico look a la James Dean.  Los cuatro vestidos de negro y los únicos dos miembros originales, Richard y Kelly Jones (no son familia),  con su clásicas chamarras de piel. Los músicos sonreían durante todo el concierto.  Se notaba que la calidez mexicana se encuentra muy por encima del recibimiento que tuvieron en sus últimas fechas en California.

Stereophonics OVD 07

 Sorpresivamente el cuarteto no dejó a un lado las canciones de sus dos criticados discos pasados. La segunda rola fue C’est La Vie que obtuvo una gran respuesta. El resto de las rolas de Graffiti on a Train y Keep The Village Alive (Sorpresivamente se tocaron más rolas de este disco que del más reciente, Scream Above The Sounds) eran los momentos que la gente aprovechaba para ir al baño o pedir otra chela.

 La noche continuó con Madame Helga, el primer sencillo del You Gotta Come There to Come Back. Mucha gente no la conocía pero los verdaderos fans que estaban hasta el frente brincaba como chapulines. Ese disco también incluye Maybe Tomorrow, una de las rolas más aplaudidas y coreadas de la noche. De esas melodías que le sacaron más de una lagrima a varios de los presentes.

 Un setlist que nos llevaba de la mano por toda la trayectoria de la banda. La siguientes rolas venían del Just Enough Education to Perform. Vegas Two Times y Have A Nice Day nos transportaron a los inicios del milenio cuando esta banda logró tocar por primera vez antes cien mil almas en el legendario Millenium Stadium de su natal Gales. De la misma placa, Kelly nos recordó sus tiempos de batalla contra la prensa británica con Mr. Writer. Rola dedicada a todos los tabloides que se empeñaban en inventar rumores acerca de la banda cuando estaban en la cúspide.

Stereophonics OVD 01

Word Gets Around, el primer disco de su carrera y de la disquera de Richard  Branson, V2, esta cumpliendo treinta años y nos lo recordaron con el clásico Local Boy on a Photograph. Claro ejemplo de la capacidad del vocalista para transformar situaciones cotidianas de la vida pueblerina de Gales en poesía pura.

 Para I Wouldn´t Believe You Radio la banda hizo un mini set acústico, trayendo al baterista al frente del escenario. Esta rola de su segundo disco, Performance and Cocktails, estuvo perfectamente acompañada por dos de sus más grandes joyas Bartender and the Thief (que cerró la primera parte del show) y el clásico Just Looking que puso la piel de gallina de todos los asistentes cuando los galeses volvieron al escenario con este trancazo.

 Le siguieron una de las pocos sencillos relativamente exitosos de sus últimos discos, Indian Summer, y Mr and Mrs Smith. La gente sabía claramente que la encargada de cerrar la noche sería, como siempre, el clásico Dakota. Esa introducción acústica del Sr. Jones volvió loca a las dos mil almas presentes que cantaron a todo pulmón “You made me feel like the one, mad eme feel like the one, the one, I Don´t know where we are going now”. Finalmente la banda tocó la versión normal de la rola y hasta a  algunos les tocó baño de cerveza. La banda no se quería ir prometieron volver pronto e incluso bromearon que les tomó veinte años venir a nuestro país. El cuarteto prometió volver próximamente y después de este recibimiento es seguro que México será una parada obligatoria de sus giras en este continente.

Stereophonics OVD 10

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s