Alicia en la Ciudad de la Furia

Por: Virgilio Ruan

Yo conozco ese lugar donde revientan las estrellas, yo conozco la escalera en espiral hacia la cúpula del Palacio de los Deportes, en la Ciudad de México. En ese vetusto domo de cobre vi mis primeros conciertos a la edad de cinco años, de hecho cada vez que asisto a esa arena, imágenes retro me asaltan, ecos de recitales que me marcaron para siempre. Ese querido inmueble me vio volver para la premier de “Sep7imo Día – No descansaré” el pasado martes 28. El acceso fue por una rockera y teatral alfombra roja, que conducía al umbral del más reciente montaje del Cirque du Soleil , un juego de seducción, música ligera (y no tanto), ideas y conceptos de la ya legendaria banda argentina  Soda Stereo.

24068558_10155362470289118_1396757439282737955_o

La compañía del Circo del Sol se formaba  en Quebec en 1984, año en el que Soda Stereo publicaba su primer disco en Buenos Aires, un dato curioso más sobre esa fábrica canadiense de fantasías, que se ha encargado de reclutar por el mundo talentosos  alquimistas de utopías. Los creadores de espectáculos como The Beatles LOVE”, “Michael Jackson The Inmortal”, “Toruk El Primer Vuelo”, entre otros, han sabido hacer buena mancuerna con íconos perpetuos de la música que ya no habitan este mundo.  Las creencias son las que determinan los rituales, es por ello que el rito de volver a “ver” a Soda Stereo en vivo, se hace realidad para todo aquel que cree que el corazón delator de Gustavo Cerati sigue latiendo.

El nuevo sueño etéreo del Cirque hace levitar al público cual ángel eléctrico. Desde la obertura hasta el gran final, Sep7imo Día es un viaje por la historia de uno de los grupos más trascendentales en la historia del Rock en Latinoamérica, un paseo por un mundo de quimeras visualmente atrapador, con un sonido envolvente que magnetiza el recinto. Bailarines, atletas, mimos y escapistas, interpretan con sus cuerpos canciones remezcladas con sonido fresco  e inyectadas con savia nueva  ex profeso para este “concierto tributo”.

WhatsApp Image 2017-12-03 at 8.59.53 PM(1)

La representación cuenta con momentos sublimes, y de igual forma con pasajes que se quedan por debajo de la calidad de la rola que pretenden retratar, pero en general se trata de una puesta en escena de exquisita  calidad, en la que por algunos trances el espectador es invitado a entrar con cautela a una zona de promesas en el país de las maravillas, para beber de un té para tres con Lewis Caroll, Gustavo, Charly y Zeta.

Los temas que vuelan más alto (sin espoilers, la temporada termina el 23 de diciembre) son: “Hombre al Agua”, “Luna Roja”, “Un Millón de Años Luz”, “La ciudad de la Furia” y “En Remolinos”.

En noviembre de 1987 Soda Stereo tocó por vez primera en México (en el Hotel de México del D.F., ahí estuve presente), exactamente 30 años después, un sol circense en la misma ciudad les hace un homenaje de altura, digno de una de las bandas sonoras de nuestras historias personales, suaves telas sobre el piso, una parte de la euforia y lo más resbaladizo es creernos sin memoria… y eso paso.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s