Las dos mitades del cielo: antes del asesinato de Lennon

Por: Val RT

Fue la noche de un 8 de diciembre, cuando un fanático le disparó a su ídolo, arrebatándole su vida. En ese momento, todos los futuros planeados se alteraron, los medios enloquecieron y el mundo no lo podía creer. John Lennon estaba muerto.

0906

Sin embargo, quiero rescatar unas visiones que considero importantes, mas no se les ha dado la importancia adecuada; no son las reacciones ante su muerte, sino su vida días previos. Un panorama muy íntimo: el punto de vista de Yoko y John.

Sé que varios detestan a Yoko, por ser una de las causas por la que los Beatles se separaron, no obstante, resulta importante al momento de hablar de los últimos días de Lennon, ya que ella fue quien compartió los últimos momentos de John; él, mientras realizaban el Double Fantasy, fue quien eligió los lentes que ahora la acompañan siempre. “Escuchaba a John diciendo: “Mantén la cabeza en alto. No dejes que nadie vea que sufres.” recuerda Yoko, en un artículo publicado en la Rolling Stone.

Su último fin de semana estuvo repleto de un John escuchando “Walking on Thin Ice“, chocolates como un regalo de Yoko para su esposo, a pesar de que no entraban en su dieta; un ambiente nebuloso, como alguna otra dimensión. Tal vez era la muerte, que los acechaba sigilosamente. Previo a esto, Yoko hace una remembranza de que John había tenido pesadillas, donde ellos se separaban por la muerte; también, como ese lunes se detuvo a dar un autógrafo a un hombre frente al Dakota, aunque ya iban tarde, lo que hizo que una Yoko irritable se cuestionara porqué un autógrafo más. Recuerda las últimas palabras, dichas en el estudio, las más dulces, con una voz profunda y suave; palabras que permanecerán en la mente de Yoko por siempre.

Por su parte, John se encontraba enamorado de la vida, rodeado de paz, con muchos proyectos en mente. Se mostraba al natural, reconciliado con los problemas que le afectaron en su pasado. No tiene problema al hablar de ellos, no hay más traumas ni sentimientos negativos; parece una persona hablando de algo lejano, algo que ya no le afecta más. Claro que se encuentra entusiasmado por el Double Fantasy y lo que implica: su regreso musical. Las giras, las entrevistas, el regreso al estudio, el apoyo hacia Yoko, la convivencia con Sean; planes que al fin podía equilibrar, planes que jamás se pudieron culminar. Es curioso, tenía tantos planes, pero desde que las palabras “adiós desde los estudios Record Plant” fueron dichas al finalizar Rock ‘N’ Roll, él ya se había despedido del juego, sólo que nadie sabía que sería para siempre, ni siquiera él.

John estaba viviendo su momento y estaba en espera del futuro; no se interesaba mucho en el pasado, sólo lo ocupaba para explicarse cómo había llegado hasta ese momento de su vida, observar las consecuencias de sus decisiones y la felicidad que él había escogido. Evidentemente, Sean y Yoko eran las personas más importantes en su vida, sobre todo Yoko, porque la comunicación que tenían era tan profunda e intensa, que las palabras no eran siempre necesarias.

Quiero terminar con una cita de Yoko y John respectivamente:
“Algunas parejas pueden ser muy afortunadas de vivir en el cielo. John y mi cielo estaban en el infierno. Y lo amábamos. Nosotros no lo habríamos querido de otra manera.”
“Puede haber cientos de senderos, podemos tomar uno u otro -existe una elección- pero en ocasiones todo es tan raro.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s