Sangrando a los fans (parte 2)

Un nuevo concepto que ha comenzado en los últimos años es el famoso Crowdfunding. Con páginas como Pledgemusic o Kickstarter las bandas han encontrado una nueva arma para librarse de las disqueras y que sus fans fondeen su nuevo disco o gira. Los grupos han descubierto que su basura puede ser un gran tesoro para los fans. ¿Quién iba a pensar que las cuerdas rotas o baquetas usadas tendrían algún valor? Pues para los seguidores de un grupo lo tienen y este tipo de recompensas son comúnmente ofrecidas en este tipo de campaña

Por otro lado, a partir de la expansión de mercado por parte de Live Nation y su sucesiva entrada al merchandising es más común ver productos de nuestras bandas favoritas hasta en el super. Las licencias han existido desde The Beatles. El cuarteto de Liverpool llegó a hacer promociones con compañías de jabones que te regalaban muñecos de los integrantes del grupo a cambio de cajas vacías. Ahora las alianzas estratégicas que los grupos hacen de todo tipo por ejemplo, Metallica extrañamente se unió a la super exclusiva casa de moda Brioni para una serie de anuncios. Depeche Mode hizo lo mismo con los relojes Hublot y bueno todos sabemos del romance entre Apple y U2. En la actualidad por medio de los dos monstruos, Live Nation y Bravado cualquier compañía puede comprar los derechos de la imagen de un grupo para hacer de todo. En los últimos años en México hemos podido ver mochilas, chanclas, cuadernos, tapetes, pijamas, playeras y muchos artículos más de bandas como Pink Floyd y The Beatles a la venta en tienda departamentales y en el supermercado. Esto ha creado un inmenso mercado para los coleccionistas que ya no se pueden dar abasto y comprar todo lo que sale.

beatles

Por otro lado los músicos también han explotado sus diversos talentos para vender otro tipo de artículos. Bob Dylan publicó  su libro Tarántula en 1971 y desde entonces poco a poco más músicos han comenzado a demostrar sus talentos escribiendo biografías o  sacando libros de sus mejores fotografías. Casas como Genesis Publications se han especializado en el mercado más exclusive sacando libros de primera calidad firmados por el artista. Estas piezas son auténticas obras de artes y no cuestan menos de quinientos dólares inicialmente, con el tiempo siguen subiendo de precio y varios rondan los miles de billetes verdes. Para el mercado masivo, cada año podemos ver que todo el mundo saca su autobiografía y en varias ocasiones te venden la edición especial firmada por el autor. Muchos fanáticos de grupos se pueden enterar de la historia de la banda desde todos los puntos de vista. Todos los integrantes sacan su libro, el manager, asistentes personales, las ex-esposas, los roadies, los hermanos, todos los que pueden buscan la manera de sacar lana de esas jugosas historias.

aerosmith-books-walk-this-way-steven-tyler-does-the-noise-in-my-head-fall-and-rise

También tenemos a los músicos pintores. Lennon sacó varias litografías antes de su muerte con la compañía Bag One y Yoko ha seguido sacándolas (obviamente sin la firma del Beatle). Lo mismo sucede con Jerry Garcia, que sus herederos siguen sacando reediciones de sus pinturas (antes de su muerte, el líder de The Grateful Dead ya vendía estas litografías con su firma). Muchos rockeros más se han subido a ese tren y venden tirajes relativamente pequeños por precios bastante diversos. Graham Coxon de Blur pide un par de cientos de libras mientras que Paul McCartney o Bob Dylan se cotizan arribas de los 3 mil billetes verdes.  No solamente esta reservado este tipo de ingreso para las leyendas, bandas que están comenzando como In The valley Below ofrecen su arte en la portada de sus discos.

2016_nyr_12206_0368_000john_lennon_bag_one

 Otra  manera de vender mercancía es a través de las exclusivas que se les ofrece a los miembros de su club de fans. De nuevo nos regresamos a los tiempos de The Beatles quienes ofrecían un disco de 45” con un mensaje navideño cada año. Poco a poco el concepto del club de fans ha ido evolucionando y ligándose más al pago de una membresía anual a cambio de acceso preferencial para la compra de boletos. Sin embargo, la mayoría de los managers no dejan a un lado la oportunidad de vender rarezas a sus más fieles súbditos. Algunos artistas, por ejemplo Jack White, se han ido por el modelo de suscripción y cuatro veces al año por medio de su disquera Third Man Records  te ofrece un paquete sorpresa que incluye vinilos y diferentes artículos de memorabilia como playeras, pines o libros. Otros grupos simplemente ofrecen artículos que no estarán a la venta en ningún otro lado. Metallica es un grupo experto en eso ofreciendo varias veces al año piezas firmadas por la banda que se acaban en segundos. Algunos ejemplos son cajas con Dvd´s y restos de la famosa Doris (estatua del And Justice), litografías y perillas de puertas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s