“Celebrating Bowie no es un tributo es una celebración” entrevista con Carmine Rojas bajista de David Bowie

Jamietrumper CDB-1-43_preview

Foto: Jamie Trumper

Desde el año pasado se anunciaron varios shows alrededor del mundo de Celebrating Bowie. Un concierto que nos llevará por un viaje por todas las épocas del “Thin White Duke”, contando con la participación de músicos que tocaron en diferentes etapas de la carrera de David Bowie. En México tendremos la oportunidad de ver el show este primero de Marzo en El Plaza Condesa (boletos aquí). Tuvimos la oportunidad de hablar con Carmine Rojas, bajista de Bowie en la década de los años ochenta con quien grabó clásicos como Let´s Dance, Modern Love y China Girl. Les dejamos nuestra charla:

¿Has tocado antes en nuestro país?

¡Claro! Mi primer concierto en México fue con Rod Stewart en el 89. Fui varias veces con él a México incluso en el nuevo milenio.

El primer concierto en México de esta nueva ola…

Si era ridículo como el gobierno prohibía los shows antes. No deberían meterse en eso, especialmente en la música. Es lo único que tenemos los seres humanos con lo cual podemos conectar con personas sin importar idioma, nacionalidad o credo.

¿Qué recuerdas de nuestro país?

Principalmente comer chapulines que fue algo muy bizarro. No recuerdo a que restaurante nos llevaron a probarlos. Siempre intento levantarme temprano e ir a conocer algo de la ciudad y ver las zonas históricas de la ciudad. En México fui a las pirámides. Fue fenomenal.

 Es una pena que nunca pudimos ir con David Bowie, el realmente lo hubiera apreciado. Nunca pudimos encontrar los promotores correctos en esa década. Pudimos haber ido cada año por la pasión que el público latino tiene por el rock. Tienen una pasión que no se ve en ninguna otra parte.  Siempre que tocamos en México nos da huevita regresar a EUA por que el público es demasiado tranquilo.  Es como si estuvieran viendo un partido de futbol.

Trabajaste con Bowie en rolas como China Girl, Blue Jean, podrías platicarnos de esa época…

Trabaje siete años trabajando con David justo antes de irme con Rod. Cuando conoces a tus ídolos siempre tienes las expectativas muy altas y siempre te defraudan, trabajar con David era todo lo contrario.  David era todo un caballero, un increíble ser humano, siempre nos preguntaba y tomaba nuestras opiniones en cuenta.  Por ejemplo él y Nile Rodgers estaban armando Let´s Dance y yo sentía que le faltaba algo.  En esa época estábamos escuchando mucha música funk, callejera y a David le encantaba tener músicos negros, latinos, gente de diversas corrientes. El siempre quería mezclar música de todo el mundo. Era como un gran director de casting, sabía quien debía jugar cada rol en sus discos.

 Regresando a Let´s Dance, le dije faltaba algo de funk. Se lo dije de broma y empecé a probar y terminé completando la línea de bajo.  David únicamente dijo eso es justo lo que faltaba, y así quedó la rola. Él entendía perfecto, podía mover las cosas en el tablero e igualmente juntar a las personas para lo que él necesitaba en su disco o gira.  Los mismo en todo el disco, las rolas fueron hechas en una semana y el disco en total tardó tres semanas y media!!! Él sabía que quería de Nile, de los músicos de todo mundo. Incluso cuando trajo a Stevie Ray Vaughan el sabía justamente lo que quería sacar de su lira.

¿Cómo era irse de gira con David?

 Nunca actuaba como una estrella de rock, podía convertirse en muchas cosas como un camaleón. Él se juntaba con todos, el crew, los choferes de los camiones, todos y la belleza era que el siempre era la misma persona.  Cuando íbamos de gira por estadios éramos un equipo de más de cien personas y él siempre buscaba aprender algo de todos. Era un verdadero artista, ´escribía para sí mismo no para el público. No le importaba si le gustaba al público o a sus fans el se seguía moviendo como un verdadero artista.

Todo el mundo ha escuchado historias de la gira Glass Spider Tour. ¿Qué puedes contarnos de ella?

Era muy abstracto, era algo que yo esperaba que estuviera por meses en Broadway. ese era su lugar.  Era David siendo David, solamente le seguíamos la corriente porque sabíamos que sería genial. Fue una época loca, teníamos dos escenarios. El escenario A estaba siendo instalado mientras tocábamos en otra ciudad con el escenario B.  El costo era muy alto de andar trayendo ese escenario de un lado a otro. Fue uno de esos tours legendarios. Al público le gusto pero la prensa fue rara con ella.  Parecía que era demasiado, visualmente no se podía con tanto. Si ves el DVD completo, puedes entender el concepto de un show de Broadway de rock que no se había hecho antes.  Las bandas británicas saben que debes da run show no puedes tocar en jeans. Debes dar algo a la gente que trabaja como loca para pagar tu boleto. David no lo necesitaba, el solito era muy dinámico pero siempre buscaba dar ese extra. Nosotros como banda lo seguíamos porque sabíamos que sería la decisión correcta, si no ganábamos ene se momento en diez años la gente comprendería lo que hicimos.

¿Qué recuerdos tienes de David como persona?

Él era un gran comediante, tenía un sentido del humor muy británico, muy seco, al estilo Monty Python. Era amigo de todos esos comediantes John Cleese, etc.  Era muy divertido.  Lo vi como como padre y era asombroso. Me tocó verlo también como pintor, sus obras abstractas eran excepcionales. Podías ver como funcionaba su mente. Para mí era como un Miles Davis, alguien muy ecléctico.  Era el Miles Davis del Pop Rock.  A veces cuando tocó una rola con Celebrating Bowie me vienen recuerdos de esos tiempos, su sonrisa o su mirada al tocar esas canciones. Es una gran bendición poder tocarlas de nuevo.  Siempre había humor en esas giras.  Mucho de eso se lo debemos a Carlos Alomar, el director musical de esa época. Siempre estaba con una sonrisa y siempre conseguía que hubiera una vibra muy positiva en esas giras. Pasábamos años en el camión. En conclusión era un gran padre, pintor, músico, nunca vi un lado obscuro de él y siempre me impulsó a sentirme orgulloso de ser boricua.

¿Qué es lo que más te gusta tocar en estos shows de Celebrating Bowie?

Me la pones difícil, hay demasiadas épocas que tocamos. Amo la trilogía, Young Americans,  Ziggy, algunas cosas que no conocía como Reality o Earthling que no conocía. Tenemos algunas sorpresas preparadas para ese show con Gaby Moreno.

Acaban de anunciar varios invitados mexicanos como Alfonso de Caifanes, Adan Jodorowsky, etc. ¿Los conocías?

Únicamente de nombre, esto es algo al más puro estilo de David, seguramente Bowie hubiera hecho eso. Él siempre buscaba impulsar nuevos talentos y talento local. Siempre buscaba darle un lugar a nuevos artistas para poderse dar a conocer.  Gaby los conoce de seguro y probablemente ha trabajado con ellos. Recuerda que noes un tributo es una celebración, los músicos que tocaban con él, estarán en el escenario.

¿Qué te animo a entrar a este proyecto?

Para mi lo primordial era que hubiera más músicos que tocaron con él, a mi gusto de menos debía haber cuatro. Únicamente gente como Earl Slick, Mike Garson o Belew que estuvo antes que yo. Era importante para mí que hubiera músicos de mi generación. La nueva generación tiene su propio estilo. No quería ser parte de un tributo. Fue un relajo armarlo porque estamos regados por todo el mundo. Inicialmente toqué en un par de shows el año pasado y estuvieron varios invitados como el vocalista de The Cult, Gavin de Bush o Sting. Después de esas tocadas dije si me quieren en el 2018 le entro si hay suficientes músicos que tocaron con él.  Siento que si no hubiera suficientes músicos de Bowie no estaríamos respetando sus deseos y solamente arruinaríamos su legado.

¿Cómo se están sintiendo estos shows hasta el momento?

Cada vez son mejores, seguramente para México será una locura y estaremos en un gran momento. Son muchas rolas, algunas aún tenemos notas a los lados para no equivocarnos. Somos muchos músicos que nunca tocamos juntos y todos debemos dejar nuestros egos a un lado y aprender a trabajar en equipo. Debemos estar ahí para David, si no fuera por él no tendríamos una carrera. Revivimos ese espíritu que teníamos antes, eso es más grande que todos nosotros. LA gente se da cuenta que lo estamos disfrutando y le da un toque especial. Si nos equivocamos lo aceptamos y  hasta lo hacemos parte del show. Cada vez es mejor y más grande. El concierto anterior es en L.A. y la verdad esta bueno ensayar en California antes de venir a tocar en México donde la gente se volverá loca.

¿Algo más que quieras decirle a los fans de Bowie?

Recuerden que cuando vean al escenario son las Naciones Unidas, hay gente de todo el mundo Puerto Rico, Inglaterra, Guatemala, Irlanda, es algo universal y tocamos música universal para gente universal. Es una celebración.  Realmente queremos que esto se vuelva una visita regular, esperemos que esta sea la primera de muchas visitas a  México con Celebrating Bowie.

johnnbernsteinGABYMORENO_preview

Foto: John Bernstein

 

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s