Las siniestras coincidencias entre Ian Curtis y Chris Cornell

Por: Gustavo de la Rosa

El 18 de mayo une de manera trágica a Joy Division y Soundgarden, que  comparten obscuras coincidencias, pero también se cruzan personajes y hechos que marcaron de manera insólita la historia de la música.

La tarde del 18 de mayo de 2017, el mundo del Rock se sacudía con la triste noticia del deceso de Christopher John Boyle, mejor conocido en la generación del grunge como Chris Cornell quien fuera la voz de Soundgarden, Temple of the Dog y Audioslave.

El cuerpo de Cornell de 52 años, fue encontrado en el baño de una habitación en el Hotel MGM Grand Casino de Detroit (la ciudad del Rock),  tan sólo días después se confirmó que el motivo de su muerte fue un suicidio por ahorcamiento, las versiones oficiales de los peritos forenses y algunos testigos del hotel señalan que su cuerpo se encontró colgado.

Fue así como Cornell perdió la vida, tan sólo horas antes de su muerte, el vocalista originario de Seattle había ofrecido un concierto junto a Soundgarden en el Fox Theatre de la ciudad del rock.

El trágico final de la voz de Audioslave, aún deja muchas dudas, principalmente para su familia, pero no puede dejar de vincularse con otro hecho similarmente funesto y dramático que sucedió del otro lado del Atlántico,  pero 27 años atrás.

Un 18 de mayo pero del lejano 1980, la ciudad de Manchester se estremecía con la noticia de la muerte de un joven compositor llamado Ian Kevin Curtis, vocalista de la banda Joy Division que alcanzaba los primeros lugares de las listas con su éxito “Love Will Tear us apart” de su segunda producción “Closer”.

El cuerpo de Curtis, se encontró en su casa colgado de un viejo tendedero que había en esas casas antiguas de estilo victoriano en la industrial ciudad de Manchester, la causa de la muerte fue suicidio por ahorcamiento.

Con tan sólo 23 años de edad, un futuro prometedor y tan sólo a días de emprender su primera gira por Estados Unidos junto con Joy Divison, el autor de “She lost Control” dejó este mundo con un gran legado e influencias, pero también con muchas preguntas respecto a la decisión de quitarse la vida.

NewOrder

Este atroz hecho, llego a oídos de Martin Hannet, productor de los dos discos de Joy división y en gran parte responsable ese sonido característico, Hannet en ese momento se encontraba en Dublín, Irlanda grabando un single llamado “11 o´clock tick tock” para una entonces banda muy joven llamada U2. Años después, Bono declaró que ese 18 de mayo se encontraban en el estudio junto con Martin Hannet  quien suspendió las grabaciones al enterarse de los hechos.

Mucho se ha especulado sobre la muerte de Curtis como de Cornell, de la depresión de ambos personajes, de los posibles fármacos que pudieran haber ingerido antes decidir terminar con su vida, de hartazgo de la fama que los rodeaba, pero lo cierto es que esta macabra coincidencia no sólo está marcada por la fecha del 18 de mayo.

Otro funesto hecho que los relaciona es que ambos personajes recurrieron al suicidio para poner fin a su existencia, la otra siniestra coincidencia es la forma en que lo hicieron: una soga y con métodos de ahorcamiento fue como terminaron sus días, además los dos nacieron en el mes de julio, Ian Curtis vio la luz por primera vez un 15 de julio de 1956, mientras que Chris Cornell el 20 de julio de 1964. Entre sus deudos, ambos tenían esposa  y una hija, aunque en el caso de Cornell, también era padre de un adolescente de 11 años.

Otra extraña, pero también lúgubre coincidencia es que no se fueron solos, el año en que murió Curtis también fue el año en que falleció John Lennon, mientras que el año anterior también falleció Tom Petty, y si las casualidades no pudieran ser aún más  tétricas, tanto Lennon como Petty, trabajaron juntos con George Harrison  que nació en Reino Unido, pero murió en Estados Unidos.

AudioSlave.jpg

Chris Cornell llegó a visitar México en 2005,  un 10 de mayo en un concierto con Audioslave en el Palacio de los Deportes. Ian Curtis nunca visitó tierras aztecas, pero sí lo hicieron el resto de los integrantes de Joy Division,  que después de la muerte de Curtis decidieron formar New Order y por muchos años no tocaron una sola canción de Joy Divison, fue así como New Order visitó por primera vez México en 2012 en el festival Corona Capital de ese año, pero Peter Hook ya lo había venido a México tiempo atrás.

Los caminos y coincidencias de la música son extrañas, pero queremos pensar que tan sólo el 18 de mayo de 2017, Ian Curtis quiso invitar a un palomazo a Chris Cornell, y su canal de comunicación fue la muerte, ya que la muerte no respeta ni la distancia, ni el tiempo, ni vida.  Les dejamos este documental del director inglés Grant Gee sobre Joy Division de 2007.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s